Futuro

Futuro

Actualizar el mundo

Cuando pensamos en el futuro, por lo general pensamos en un mundo donde la gente que es idéntica a nosotros en todos los aspectos importantes disfruta de las mejores tecnologías (pistolas láser, robots inteligentes y naves espaciales que viajan a la velocidad de la luz. Es más, el potencial revolucionario de las tecnologías futuras cambiará al propio homo sapiens, especialmente nuestros cuerpos y mentes, y no simplemente nuestros vehículos y armas. Lo más impresionante acerca del futuro no serán las naves espaciales, sino los seres que las piloten.

Los seres humanos evolucionarán a dioses. Esto es, los seres humanos adquirirán aptitudes consideradas divinas en el pasado, como la eterna juventud, la lectura de la mente y la capacidad de crear vida.

Los físicos definen el Big Bang como una singularidad. Es un punto en el que todas las leyes de la naturaleza conocidas no funcionaron. El tiempo tampoco existía. Por tanto, no tiene sentido decir que “antes” del Big Bang no existió nada. Es probable que nos estemos acercando a pasos forzados a una singularidad, donde todos los conceptos que dotan de significado a nuestro mundo (yo, tú, hombres, mujeres, amor y odio) pasarán a ser irrelevantes. Todo lo que suceda más allá de ese punto carecerá de sentido para nosotros.